Menu

Visita al cuartel general de Truma

Visita al cuartel general de Truma

El año pasado por estas fechas estábamos en Múnich, más precisamente en Putzbrunn, para visitar el cuartel general de uno de nuestros proveedores históricos: Truma. Sinónimo de calefacción para todos los autocaravanistas de Europa, la empresa fue fundada por Philipp Kreis en 1949 y en estos 70 años ha alcanzado un éxito internacional a pesar de mantener la gestión familiar de la empresa. Hoy Truma es un proveedor de sistemas de calefacción, aire acondicionado, calentadores de agua, dispositivos de apoyo a la maniobra y alimentación del gas para vehículos recreativos.

En este artículo te llevaremos a conocer los procesos productivos de la empresa y su cuartel general vanguardista, pero antes sin duda merece la pena detenerse en su historia, llena de interesantes anécdotas.

Todo comenzó en 1949, cuando Philipp Kreis, al regresar de la guerra, abrió una escuela de idiomas en Múnich. Sin embargo, debido a la escasez de electricidad disponible en los años de posguerra, era difícil poder realizar cursos nocturnos, hasta que se le ocurrió la idea de crear una lámpara de gas, que montó en el salón de casa. Con su lámpara apta para todo tipo de gases combustibles, Kreis solucionó el problema de la iluminación en ambientes donde no había electricidad.

La demanda fue tal que, al poco tiempo, comenzó a producir y comercializar las lámparas en grandes cantidades.  El 27 de octubre registró su negocio con el nombre «Truma», que eligió en homenaje al entonces presidente de los Estados Unidos Harry S. Truman, de quien era un gran admirador, ya que había apoyado la reconstrucción económica de Alemania. Mientras tanto, los profesores de idiomas de su escuela dejaron de enseñar para dedicarse al desarrollo y fabricación de las lámparas.

Los años siguientes estuvieron marcados por una sucesión de ideas innovadoras:

En 1954 llegó el primer radiador Truma: una calefacción de gas, también apto para uso doméstico y en vehículos de motor, gracias al escape de humos.

En 1961, Philipp Kreis desarrolló la primera estufa para caravanas reconocida oficialmente, la Truma-matic, y gracias a ella finalmente hizo posible el camping en invierno.

Desde 1963 hasta hoy, el característico círculo con la llama siempre ha acompañado al logo de Truma en su evolución.

En 1972, Truma decidió crear su propio servicio de atención para poder ofrecer asistencia a los clientes directamente en los campings de todo el territorio de la Alemania Federal, un servicio sin precedentes.

Desde 2007, con la gama Combi, Truma trae al mercado una nueva generación de estufas. Los aparatos ofrecen calefacción y agua caliente todo en uno, y tienen una eficiencia extremadamente alta, hasta el 97%. En 2011, Truma lanza al mercado Aventa comfort, entrando así, por primera vez, en el segmento de los sistemas de aire acondicionado de techo para vehículos recreativos.

Factory Tour

Con motivo de nuestra visita, tuvimos la oportunidad de hacer un recorrido por todo el Campus. Nuestra visita comenzó en el llamado Edificio circular, cuya forma redonda recuerda (además del logo) el apellido del fundador de la empresa, Kreis, que en alemán significa círculo. En esta estructura, dotada de tecnologías avanzadas, espacios abiertos y agradables, que fomentan un estilo de trabajo flexible, se encuentran las oficinas de administración, venta, desarrollo empresarial, gestión de producto, marketing y atención al cliente.  Un toque de originalidad está representado por unas ‘casitas’ muy especiales, una referencia al mundo de las caravanas.

CTI – CENTRO DELLA TECNICA E INNOVAZIONE

Construido en 2005 con el objetivo de ofrecer a sus colaboradores un marco creativo para el desarrollo de nuevas ideas, alberga las unidades de investigación y desarrollo, el taller y los departamentos de compra e informática.

En la zona open space, se encuentra una auténtica caravana que se utiliza como zona de relax y también como fuente de inspiración para no perder nunca de vista el tipo de ambientes para los que están diseñados los productos Truma.

La estructura también alberga laboratorios de última generación:

  • la cámara frigorífica y la climática son capaces de simular cualquier tipo de condición climática (desde -30° hasta + 50° C), la climática también puede simular un grado de humedad relativa que puede oscilar entre el 50 y el 80%.
  • la sala de pruebas de resistencia, donde se reproduce el ciclo de vida de los productos. En su interior se encuentran cuatro armarios de aire acondicionado para pruebas de resistencia, que pueden simular condiciones extremas (de -40 a + 180° C y un grado de humedad de hasta el 95%).
  • Impresora 3 D para imprimir los componentes para los prototipos

PRODUCCIÓN

En las dos líneas de producción dedicadas a los calentadores Combi, se producen hasta 600 por día.  La producción está totalmente automatizada: se utilizan 5 robots para cargar la celda de producción, lo que garantiza tiempos de ciclo cortos y la máxima precisión de trayectoria y eficiencia energética.

ALMACÉN CON ESTANTES ALTOS

Los productos se transportan desde el almacén hasta las distintas plantas de producción de forma automatizada, gracias al sistema AGV (Automated Guide Vehicle), con una capacidad de carga de 500 kg. El almacén tiene una capacidad de 3.500 plazas en 5 pasillos.

ASISTENCIA

Dentro del Centro de atención al cliente hay un taller para el montaje y reparación de aparatos Truma y un moderno centro de formación para concesionarios, socios de servicio, importadores y empleados.

CURIOSIDADES

Cuando llegamos a la empresa esa mañana, en la entrada notamos algo inusual, justo debajo del retrato de Philipp Kreis: ¡un centenar de krapfen de aspecto muy tentador! Intrigados, pedimos explicaciones y nos dijeron que era una tradición que el Sr. Kreis había iniciado en la década de 1960. Para celebrar el carnaval solía llevar krapfens a la empresa para todos sus empleados, hoy en día son varios centenares, pero la familia Kreis mantiene aún la tradición.

Desafortunadamente, en el momento de nuestra visita, el Foro que alberga el comedor, la logística y la tienda para los clientes estaba en proceso de renovación, al igual que el Museo. Una verdadera lástima, pero también una buena razón para volver a Putzbrunn una vez finalizadas las obras, ¡por supuesto que no dejaremos de documentarlo todo para vosotros!

Todos los modelos Rimor están equipados con sistemas de calefacción Truma Combi, junto con la unidad de control digital CP Plus, que hemos elegido suministrar de serie. Gracias al control CP Plus, es posible ajustar fácil y cómodamente la temperatura del ambiente y el agua en la autocaravana. Si se instalan tanto un aire acondicionado Truma como una calefacción Combi, la función acondicionamiento automático ajusta automáticamente la temperatura en el vehículo, independientemente de que afuera haga frío o calor.

Otra herramienta que ofrecemos de serie en todos nuestros modelos es el Truma MonoControl CS, regulador de presión de gas con sensor de impacto para sistemas monobotella. El sensor permite calentar la autocaravana con total seguridad incluso mientras está en marcha.